Dos importante acuerdos para el suministro de GNL con dos empresas mineras con base en el norte grande de Chile, convierten a Lipigas en la empresa con mayor cobertura de distribución de esta energía a nivel nacional. Se trata de Quiborax, minera no metálica chilena productora de ácido bórico, y Algorta, minera líder en producción de yodo. Ambas reemplazarán el uso de diésel y fuel oil 6, respectivamente, en sus procesos de secado y generación de vapor.

Cabe destacar que el gas natural licuado (GNL) es un tipo de gas que pasa a estado líquido mediante un proceso de enfriamiento. Esto facilita su transporte a lugares apartados y se transforma en una opción real para industrias alejadas de gasoductos. En los últimos años Lipigas ha innovado fuertemente en su oferta de GNL, como alternativa a combustibles de inferior calidad en diversos sectores productivos, entre ellos, el minero.

En este caso, ambas compañías reducirán las emisiones de material particulado en más de 90%. Quborax en sus dos plantas de Arica y Antofagasta, mientras que Algorta lo hará en sus operaciones en Iquique y Antofagasta. Además, Quiborax bajará sus emisiones en casi 9.000 toneladas de CO2 anualmente, lo que significa una huella de carbono 25% menor y equivalente al retiro de circulación de 3.000 autos.

 “El GNL en Chile ha demostrado exitosos resultados y ser una energía sustentable, con la mejor relación costo-eficiencia para procesos térmicos industriales y mineros en empresas que buscan una operación más limpia. En la actualidad, ya suministramos de manera continua GNL a 20 tipos de industrias ubicadas en la zona centro sur del país y ahora sumamos a la minería en la zona norte de Chile, con una cobertura que va desde la Región de Arica y Parinacota hasta la de Los Lagos”, dice Esteban Rodríguez, gerente de Hidrógeno Verde, Biocombustibles y GNL de Empresas Lipigas.

Allan Fosk, gerente general de Quiborax destaca que “esta alianza estratégica con Lipigas va en armonía con la senda que iniciamos hace ya varios años, orientada hacia la materialización de una operación cada más más limpia y sustentable a nivel medioambiental. El cambio climático es una realidad insoslayable y nos debe llevar a tomar conciencia de la adopción de las mejores y mayores medidas posibles para reducir nuestra huella de carbono y las emisiones contaminantes. Todo el esfuerzo e inversiones en ese sentido valen la pena y ayudan a mitigar este complejo escenario que vivimos como planeta. Ese es el compromiso de nuestra empresa y en eso seguiremos instando en el futuro”.

Otras innovaciones

A ello se suma otro tipo de soluciones innovadoras basadas en GNL, como el uso de éste como materia prima para la producción de hidrógeno y peróxidos de hidrógeno para la industria salmonera en la región del Biobío y la construcción de la primera estación de servicio de GNL para abastecer a una flota de 35 camiones de carga pesada, inaugurada en septiembre de 2021, en Linares, región del Maule. Siguiendo en este desafío hacia la descarbonización, próximamente instalará una segunda estación del mismo tipo en Tabolango, región de Valparaíso, que atenderá a camiones de alto tonelaje propios y de terceros. Con esto, Lipigas busca avanzar en la conformación de un corredor nacional con estaciones de servicio, ubicadas de norte a sur en puntos estratégicos para el transporte de carga de larga distancia.

“Nuestro desafío en Lipigas es aportar soluciones energéticas integrales, con combustibles de bajas emisiones de efecto invernadero, para que nuestros clientes industriales y de vehículos de carga puedan bajar su huella de carbono”, señala Rodríguez.

En la misma línea de descarbonización, en el ámbito del gas licuado petróleo (GLP), negocio principal de Lipigas, la empresa firmó un acuerdo con Suburban Propane y Oberon Fuels, productor comercial de dimetil éter renovable (rDME), para desarrollar en Chile y Latinoamérica un gas de origen renovable, que se mezcla con GLP para obtener un producto bajo en carbono que podría usarse con los mismos cilindros domésticos e infraestructura existente.

Fotografía: Gentileza de Quiborax